La nueva gasolina, cara, tóxica y muy contaminante

Ahora no sólo te costará más la gasolina, también será más tóxica gracias a las autoridades.

Fue el 27 de junio de este año cuando la Comisión reguladora de Energía (CRE), avaló un incremento de 5.8 a 10 por ciento el tope de contenido de etanol en las gasolinas que se consumen en México. La medida se dio a pesar de la oposición de varios ambientalistas que alertaron un grave aumento en los índices de contaminación.

Las autoridades mexicanas aseguraron que la medida se da para poder competir con las gasolinas de Estados Unidos, ya que esas contienen más etanol para ser más baratas, lo que está ocasionando una competencia desleal en la frontera.

“Las condiciones de competencia en los estados fronterizos de México con los Estados Unidos de América han cambiado y han puesto en desventaja a los expendedores de gasolinas en territorio nacional”,explicó la CRE a través de un comunicado. “Ellos tienen especificaciones de calidad diferentes que permiten un contenido en volumen de hasta 10 por ciento de etanol, su precio tiende a ser menor”.

En resumen, lo importante para las autoridades es que los nuevos expendedores privados de gasolina ganen más dinero, ya que el combustible con más etanol que importarán tendrá un menor precio, pero aquí seguirá costando lo mismo. Ambientalistas han llamado a esta medida “otra victoria para los empresarios en nombre de la Reforma Energética”.

La medida aplicará para las gasolinas y no al diésel, y también excluye a las zonas metropolitanas del Valle de México, Guadalajara y Monterrey, pero se permitirá en el resto del país.

Fue apenas en agosto de 2016, cuando la CRE emitió la NOM-016, que precisa que el uso de etanol como oxigenante en las gasolinas está restringido en las Zonas Metropolitanas de Monterrey, Guadalajara, Valle de México y para el resto del país con 5.8 por ciento como máximo.

En la actualidad la CRE ha justificado que cuando se expidió la norma, la liberalización de gasolina y diésel no había iniciado.

“Dicha restricción fue establecida por la CRE a partir de evidencia concreta, tanto de laboratorio como empírica a nivel global, que demuestra que el uso de etanol en las gasolinas incrementa de manera importante los niveles de ozono y PM en las ciudades ocasionando mala calidad del aire y con ello daños al medio ambiente y la salud de las personas”, indicó el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) en su sitio web.

Por Vicente Rendón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...
Facebook Messenger for Wordpress
Abrir chat
1
Contactanos!
Hola
Como podemos ayudarte el día de hoy?